95.5Mhz FM Alerta Bomberos
Fundada el 4 de junio de 2011
95.5Mhz FM Alerta Bomberos
Asociación Bomberos Voluntarios de Tatacuá - Tabay, Ruta Nac. 118 KM 40
Buen Día, 19 de Mayo de 2019 Hora: 10:48:49
INVITACION PARA DIFUNDIR UN MENSAJE CONTRA LAS GUERRAS

Correntinas pintarán pañuelos por la paz que unirán Israel y Palestina
Provinciales - 13-03-2019 10:52:05
Una mujer correntina que vive desde hace 50 años en Israel, trajo a la provincia un proyecto del movimiento que forma parte, Mujeres Activas por la Paz. Este sábado van a bordar y pintar telas que formarán parte de una gran alfombra.
 

Una mujer correntina que vive desde hace 50 años en Israel, trajo a la provincia un proyecto del movimiento que forma parte, Mujeres Activas por la Paz. Este sábado van a bordar y pintar telas que formarán parte de una gran alfombra.
 
Mujer correntina en Israel. Yael Mizrahi vino a visitar a amigos y a dar a conocer un proyecto de paz.
Yael Mizrahi, es una mujer correntina que a los 18 años fue a vivir a Israel y ahora volvió a la provincia difundiendo las actividades que realizan desde el movimiento donde milita hace cuatro años: Mujeres Activas por la Paz. Entre otras tareas, están pintando y bordando pañuelos, en diferentes países, que serán unidos para formar una alfombra que unirá Ramala (Palestina) con Israel. El objetivo de su visita, es lograr que estos pedazos de telas estampados de manos correntinas contribuyan en una acción que busca que la prensa mundial hable de quienes están en contra de las constantes guerras. 
Este movimiento, se trata de un grupo de mujeres, en muchos casos víctimas del conflicto israelo-palestino, de todo el espectro político y social: desde las evidentes judías izquierdistas ex hippies, pasando por colonas de melena cubierta, musulmanas practicantes, alguna con las hiyab más restrictivas, judías sionistas de derechas, palestinas ateas, entre otras. Yael o más conocida como Mamita Pitchotka en Corrientes, es historiadora y trabajó varios años en un museo, es madre de tres mujeres y tiene un nieto, y en este país tiene una hermana. 
“La prensa mundial no nos publica y por ello salimos con nuestro proyecto, nos están apoyando mujeres de todo el mundo. Hacemos pañuelos de 35 cm x 35 cm, bordamos o dibujamos motivos por la paz y queremos hacer una alfombra gigante, con 1 millón de pañuelos, que vaya desde Ramala (Palestina) hasta Jerusalén. Cuando logremos esto esperamos que la prensa mundial no evite hablar de nosotras. Hay alguien interesado en seguir vendiendo armas y no difunden que hay un movimiento por la paz; ¿porqué salimos las mujeres? porque las mujeres somos las que nos bancamos las consecuencias de la guerra con nuestros hijos”, contó a El Litoral Yael. 
Respecto a dicho proyecto, precisó que “con mis amigas vamos a reunirnos e invitamos a participar este sábado a las 16 en Santa Fe 564; me gustaría que llevemos pañuelos del Taragüi” y, agregó que están haciendo la misma actividad en otras provincias argentinas como Buenos Aires, Mendoza y Córdoba. 
“Estoy en este movimiento desde que se fundó. Israel se sabe preparar muy bien para la guerra pero no para la paz, ni siquiera mentalmente, por eso nosotros debemos prepararnos. Un historiador habló de las cuatro marchas que iban a cambiar al mundo, una fue la de Mahatma Gandhi contra el Imperio Británico, la segunda por los derechos civiles de los negros, otra por los derechos sufragistas y la última habla de esta movilización. Nosotras tenemos en contra la violencia que se ejerce por el silencio de la prensa”, sostuvo a este diario. 
Luego, relató que su activismo comenzó hace varios años y que viajó a Israel junto a sus padres por una ola de antisemitismo que la obligó a viajar a un lugar donde quería sentirse libre; ella hoy tiene 67 años y vuelve cada dos años a reencontrarse con sus compañeros del Comercial. 
“Si bien donde vivo te sentís muy segura en el sentido de que nadie te va a robar, sí vivimos con la angustia que nos digan de que alguien murió. El chico que sale para ir al ejército ya no es el mismo, tengo hijas mujeres pero hoy tengo un nieto y pienso en él. Al chico que lo llevan al ejército lo ponen en una situación muy difícil, los mandan a estar dentro de una población civil que los odia, tienen que aguantar que lo escupan, lo traten mal. No puede ser que un conflicto así dure tanto tiempo, alguien está interesado, pienso personalmente que los mismos que venden armas son los que quieren que no se publique nada de nuestro movimiento. Tanto en Israel como en Palestina, el 75% de las personas está cansada de este conflicto”, relató a El Litoral. 
También habló del movimiento feminista nacional y de los resultados de las revoluciones. 
 
Fm 95.5mhz, Tatacuá, Corrientes, Argentina